viernes, 22 de mayo de 2015

Que lo sepas... Tu mente te engaña

Si todavía no te has enterado… tu mente te engaña. Así de claro y así de duro. Lo ves, lo que escuchas, lo que sientes… es mentira. Sé que puede sonar un poco raro, pero es verdad. Tu mente te engaña. Y si no te lo crees, ¿te parece que hagamos un pequeño juego para comprobarlo?

¿Serías capaz de decir cuál de los dos círculos interiores es más grade, el derecho o el izquierdo?

creatividad sesgos barreras mentales


Muy probablemente hayas elegido el círculo izquierdo, sin embargo, ambos círculos interiores son del mismo tamaño. Sí, sí, idénticos. Clavaditos. Ejemplos como éste vienen a demostrarnos que nuestra percepción o visión de un problema o una situación puede estar sesgada por multitud de elementos inconscientes (experiencias previas, estados de ánimo, educación recibida, valores, etc.), imposibles de controlar o aislar, y que irremediablemente forman parte de nosotros mismos.

Entonces, ¿qué podemos hacer para corregir esta situación? Muy sencillo, lo primero ser conscientes de que podemos tener esos sesgos a la hora de interpretar o valorar situaciones, problemas, soluciones, etc. y reconocer que esas limitaciones existen y las tenemos. Eso nos permitirá dar el salto al segundo paso, cuestionarnos siempre lo que hacemos y cómo lo hacemos, lo que vemos y cómo lo vemos, lo que creemos y por qué lo creemos…

La clave está por tanto en tener una visión crítica de nosotros mismos, de nuestras opiniones, de nuestra vida y de lo que sucede a nuestro alrededor, porque la forma que tenga nuestra mente de percibir la realidad influye de forma determinante en la solución final que demos a nuestros problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada