viernes, 8 de marzo de 2013

Técnicas de Creatividad y Equipos eficaces

Quién no ha “sufrido” alguna vez la típica reunión de amiguetes para preparar un viaje de vacaciones o simplemente un fin de semana, y después de algunas propuestas más o menos descabelladas y más o menos interesantes, acabáis discutiendo y discutiendo, la gente poniéndose a la defensiva y justificándose, divagando y divagando… y al final… nada. No planificáis las vacaciones ni nada. Pérdida de tiempo absoluta, e incluso si me apuráis, termináis todos enfadados con todos.

Y lo mismo en algunas situaciones laborales o reuniones de trabajo en las que después de mantener agotadoras discusiones durante horas, lo único que conseguimos es que la gente salga de dichas reuniones más enfrentada y con peor actitud que con la que entró.

En estos casos, utilizar ciertas técnicas de creatividad puede ayudarnos a ser más eficaces y obtener mejores resultados de esas reuniones. No sólo porque nos ayudarán a conseguir nuevas soluciones e ideas, sino por la metodología que implican y los beneficios que aportan para una sana relación grupal.

Por ejemplo, el Brainstorming tiene una norma fantástica para situaciones en las que la gente propone ideas de mejora o posibles soluciones a un problema. Es tan sencilla como que durante el proceso de construcción de ideas, no se puede criticar ninguna de ellas, todas son válidas. Enfocar a las personas del equipo hacia esta premisa, nos ayudará a generar un clima de confianza en el que todo el mundo se sienta libre de dar su opinión. Algo que es fundamental dentro de cualquier equipo.

En los casos en los que haya gente que le cueste dar su opinión en un grupo o que haya gente con un carácter más dominante, casi “dictatorial”, la técnica del Grupo Nominal puede ser una alternativa perfecta, ya que precisamente nos permite eliminar la presión del grupo sobre los individuos. Lo bueno del Grupo Nominal es que las ideas no son de una persona concreta, son todas anónimas, con lo que evitamos sesgos al no poder asociarlas a determinadas personas con las que se tenga mejor o peor relación, más o menos afinidad.

Otra técnica que nos puede ayudar a reducir y desbloquear ciertas actitudes y pensamientos negativos de algunas personas de nuestros equipos es Seis sombreros para pensar. Esta técnica digamos que centra nuestro pensamiento en una dirección, pero de seis formas diferentes. Cada sombrero supone un enfoque de pensamiento distinto a la hora de analizar una situación o un problema. Esto hace que tengamos que ver un problema desde distintos puntos de vista. Nos obliga por tanto a ser más flexibles a la hora de entenderlo y a buscar soluciones. Supone por tanto una interesante dinámica de grupos ya que permite la colaboración constructiva de un problema. Así por ejemplo, gente que es siempre muy negativa y que digamos piensa con sombrero negro, podemos pedirle que piense con sombrero verde o amarillo.

Como veis, las técnicas creativas no sólo nos ayudan a obtener mejores ideas y soluciones más innovadoras, sino que son dinamizadores muy positivos de las relaciones de nuestros equipos. Si queréis saber más sobre cada una de ellas, o de otras que hemos hablado en el blog, os recomiendo consultar nuestra biblioteca.

3 comentarios:

  1. ¡Genial! Da gusto encontrar sitios así donde se intenta poner a la disposición de otros aquellas técnicas que se pueden utilizar fácilmente. Os sigo como suscriptor. Yo intento hacer lo mismo en mi blog hailtothecreativity.wordpress.com. ¡Ánimo y seguid así!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti hailtocreativity y felicidades por tu blog. Es muy interesante :) Has ganado un nuevo suscriptor. Para La Fábrica de la Creatividad, la creatividad nos invita al optimismo, a pensar que los problemas tienen solución, a buscar la otra cara, la que nos invita a afrontarlos con éxito ;)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el aporte de las diferentes técnicas de la creatividad y el cómo hacer equipos eficaces. Creo que es muy importante hoy en día el uso de la creatividad como principal motor para generar ideas, y efectivamente es necesario contar con ideas claras y técnicas bien definidas para evitar que la creatividad se apague en nuestro equipo de trabajo. De las diferentes técnicas que mencionas en tu artículo la única que conocía era la de la lluvia de ideas, pero veo que se pueden suscitar otras razones para que la creatividad tropiece, no solo es sacar ideas sino hacer que no se cohíban con los diferentes factores de personalidad de cada individuo que está en el equipo. La técnica de grupo nominal creo que es muy buena herramienta ya que con ella eliminamos presión sobre el grupo, ya que al ser la idea anónima no le da presión a nadie. También me sonó muy interesante la técnica de Seis sombreros para pensar ya que por medio de éste vemos el mismo problema pero con diferentes ángulos. Ahora me doy cuenta que para sacar ideas creativas no solo basta tener muchas ideas sino saber encausar el equipo para hacerlo más dinámico mediante las diferentes técnicas. Gracias por la aportación y deseo que nos muestres más herramientas para llevar nuestros equipos creativos al éxito. Saludos desde la ciudad de México.

    ResponderEliminar