martes, 3 de agosto de 2010

Storyboard

Cuentan que Leonardo da Vinci tenía las paredes de su estudio llenas de bocetos, borradores con dibujos e ideas. La razón por la que hacía esto no era porque fuera desordenado, sino porque de esta forma, teniendo todas las “escenas” juntas, decía que podía extraer más fácilmente posibles relaciones entre ellas y crear nuevos conceptos e ideas.

Michalko, en su libro Los secretos de los genios de la creatividad nos cuenta que Walt Disney también utilizaba una técnica similar. En el año 1928, Walt Disney y sus artistas estaban trabajando en su primer dibujo animado hablado, Steamboat Willie.

Walt Disney tuvo la idea de que su equipo colocara sus dibujos en secuencia en las paredes del estudio, para que él pudiera ver de un solo vistazo lo adelantado que estaba el proyecto.

Cada escena se utilizaba entonces como un punto en torno al cual podía contarse una historia completa. La historia se contaba en una pared cubierta con una clase especial de tablero, y de ahí el término storyboard.


Si nos paramos a pensar, esta técnica de solución de problemas puede tener cierta relación con otra de la que ya os hemos hablado en otras ocasiones, el Brainstorming. A pesar de que hay algunas diferencias importantes entre ambas, comparten la característica común iniciada por Walt Disney: Exponer conceptos clave que están vinculados para formar un todo completo.

Así que ya sabéis, podéis aplicar la técnica de storyboard en vuestras reuniones de Brainstorming. A partir de algunos conceptos clave, surgirán ideas que podremos relacionar en sí llegar a generar nueva ideas que te puedan ayudar. Próximamente os contaremos cómo utilizar este técnica y sacarle el máximo partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada