miércoles, 28 de julio de 2010

Espíritu de Autocrítica

En muchas ocasiones, la mayor barrera para desarrollar nuestra propia creatividad somos nosotros mismos, en concreto nuestra nula o escasa capacidad de autocrítica. Sin duda, se trata de una de las barreras más frecuentes a nuestra creatividad.

La autocrítica es el ingrediente fundamental para el cambio, la innovación, y la mejora continua.

Es importante que cada uno de nosotros mantengamos una actitud de reto constante por mejorar nuestro entorno ya sea personal o profesional. Y eso pasa por ser exigentes con nosotros mismos a la hora de evaluar y autoanalizar nuestros propios resultados, replanteándonos el enfoque que damos normalmente a las situaciones y problemas con los que nos encontramos cada día. Porque quién no se conoce a sí mismo no puede desarrollarse.

Ese es el camino para descubrir nuevas formas de hacer las cosas y desarrollar mejor nuestra creatividad.

Artículos relacionados: Aplaza la valoración y la crítica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada